Universidad Catolica

Enfermedad Diverticular del Colon


La presencia de divertículos en el colon es una condición muy frecuente, estimándose que cerca de un tercio de los mayores de 60 años se encuentran afectados. Los divertículos son pequeños bolsillos que se desarrollan en la pared del colon, principalmente en el lado izquierdo del colon. La mayoría de las veces, la presencia de divertículos no produce síntomas, y se denomina diverticulosis.

Sintomatología

Cuando los divertículos presentan síntomas, estos pueden ser variados. Una manifestación frecuente es el sangrado de alguno de estos divertículos, el que puede ser masivo, incluso requiriendo en ocasiones cirugía para poder detener el sangrado. Otra manifestación es la inflamación de los divertículos, lo que se denomina diverticulitis. Los síntomas típicos son dolor abdominal, en especial al lado izquierdo, asociado a fiebre y calofríos. La diverticulitis puede progresar hacia la peritonitis (pus o deposiciones libres en el abdomen), absceso o formación de fístulas (comunicación anormal entre el colon y otros órganos).

Si bien la causa precisa de la formación de los divertículos no está precisamente clara, es sabido que se asocia a una dista pobre en fibra, presente en alimentos como las frutas y las verduras. La falta de fibras aumenta la presión dentro del colon, lo que con el tiempo resulta en la aparición de los divertículos.

Tratamiento

En el caso de presentar divertículos asintomáticos o con molestias escasas, el tratamiento se basa en aumentar la fibra en la dieta (frutas, verduras, legumbres, etc). En el caso de presentar una diverticulitis, el tratamiento dependerá de la gravedad del cuadro. Si la crisis es leve, puede ser manejado con régimen blando y antibióticos orales, mientras que cuadros moderados pueden requerir hospitalización y antibióticos endovenosos. La gran mayoría de los casos de diverticulitis son leves a moderados.

En el caso de ataques más graves, crisis que no respondan a tratamiento antibiótico, o diverticulitis a repetición, se plantea el tratamiento quirúrgico. La mayoría de las veces la cirugía consiste en remover el segmento de colon comprometido, en general el colon izquierdo o sigmoides (hemicolectomía izquierda o sigmoidectomía). Si el procedimiento es de urgencia, en ocasiones el paciente queda temporalmente con una bolsa de colostomía (es decir, evacuando a través de la pared abdominal) hasta que se pueda volver a normalizar el tránsito intestinal.

Be Sociable, Share!
Be Sociable, Share!