Universidad Catolica

Incontinencia Fecal


La incontinencia fecal es la pérdida del control del esfínter anal y como consecuencia una incapacidad de diferir el momento de obrar, lo que llevará a un escape de gases y/o deposiciones en forma involuntaria.

Esto se produce con mayor frecuencia en pacientes de edad y de sexo femenino, pero personas jóvenes también pueden sufrir de esta enfermedad.

La continencia de las deposiciones está controlada por 3 cosas: la presión del esfínter, la capacidad de recolección fecal y la sensación rectal. Si alguno de estos mecanismos no está en buen estado, entonces ocurre la incontinencia fecal.

Causas y Síntomas
Entre las principales causa de incontinencia se encuentra el daño del esfínter producido durante el parto vaginal, en especial si el parto fue difícil, se requirió el uso de fórceps o si hubo en desgarro de la zona. Muchas veces la manifestación de la incontinencia sucede muchos años después de producida la lesión del esfínter.
También puede ocurrir después de una cirugía en la zona anal o perianal, como el tratamiento de hemorroides, fístulas o fisuras. Otras causas son infecciones anales, prolapso rectal, tumores recto-anales y el daño a los nervios que controlan la musculatura anal causada por enfermedades como la diabetes.

Tratamiento
Para determinar la causa es importante conocer los antecedentes del paciente, y realizar una evaluación del esfínter, mediante una manometría anal (examen que mide las presiones que logra el esfínter anal) y una endosonografía anal (examen que permite visualizar el esfínter anal y determinar su daño).

Un tratamiento adecuado puede ayudar a la mayoría de las personas y mejorar su calidad de vida. Entre las opciones se incluye cambios en la alimentación, tratamiento de la enfermedad causal, uso de medicamentos específicos. En algunos casos, si es que el esfínter se encuentra muy dañado, es necesaria una reparación quirúrgica.

Be Sociable, Share!
Be Sociable, Share!